¡Cómo ser una mamá cool… y no morir en el intento!

Sí, muchas veces estamos tan cargadas de ocupaciones, ya sean laborales u ocupaciones del mismo hogar, que nos olvidamos que nuestros hijos necesitan tiempo de calidad de nuestra parte y que a veces lo único que necesitan es que tu sepas cómo ser una mamá cool.

Poco a poco se van alejando y metiéndose cada vez más en su mundo y en “sus cosas” (igual que nosotros) y con el tiempo, volver a recuperar la confianza y ese tiempo perdido será más duro.

Por lo general, nosotros los padres no nos damos cuenta de esto, sino cuando ya es demasiado tarde y cuando nuestros hijos, ya están grandes. Todo esto, suele suceder cuando los niños ya no requieren tanta atención de nuestra parte y son más independientes.

cómo ser una mamá cool

¿Cómo puedo ser una mamá cool?

Intenta prestar más atención a tus hijos y más cuando sea su iniciativa incluirte en sus temas, cuando te llamen para contarte algo importante de su día o simplemente quieran pasar más tiempo contigo; pues a veces le damos más importancia a cosas que realmente pueden esperar.

Es verdad que ellos también necesitan su espacio y no se trata de asfixiarlos, simplemente se trata de no dejar nunca de ponerles atención, cuando lo necesiten te lo pedirán. Decirlo es fácil, hacerlo no tanto, pero si lees este post, ya será el primer paso para comenzar a identificar esos momentos clave a partir de ahora.

Una mamá cool nace, pero también se hace, si ella quiere y es que para que tus hijos piensen que eres estupenda, no hace falta sino una sola cosa: que te conviertas en niña otra vez, créeme, ese podría ser el momento más relajante del día para ti.

Entonces, ¿Qué puedo hacer?

Cómo en todos mis artículos, te daré algunos ejemplos para que aprendas cómo ser una mamá cool y que tus hijos lo noten; llegará el momento en el que te lo dirán y hasta te lo agradecerán y cómo siempre le digo a todas las mamás, que Dios bendiga a tus hijos siempre!!!

1. Pon siempre a tus hij@s primero que todo lo demás.

Sabes que requieren tiempo de calidad y mucha atención. Aprende a reconocer esos momentos en los que tu hijo te necesita y te garantizo que cada día será más fácil identificarlos.

2. Desconéctate

Un buen hábito es apagar el celular una hora al día y reservar ese tiempo para tus hijos, ya verás que feliz y recargante será ese momento en tu día. Ese momento pueden usarlo para ver su programa favorito , hablar sobre cómo le fue en el colegio, si quieres puedes encontrar algunas sugerencias de preguntas para hacer a tus hijos aquí, pintar una mándala, o simplemente leer un buen cuento, intenten hacer sopas de letras, jugar ajedrez o aprender a jugar juntos, también puedes encontrar más actividades que puedes hacer con tus hijos en Internet dependiendo de la edad.

3. Hoy en día los niños están tan involucrados con la tecnología… y nosotros también. ¿Qué tal si intentan navegar juntos?

Tu podrías enseñarles varios trucos y te aseguro que tus hijos a ti también. (Muchas veces conocen más que nosotros) Hay páginas buenísimas de juegos que en serio te harán olvidar que eres grande, una de ellas es www.macrojuegos.com es muy segura y para mi hijo y para mi nuestros juegos favoritos son los de cocina: se llaman Papa´s  y hay varios de estos; Donuteria, Freezeria, Pizza, Pan cakes, Hot dogs, Tacos y Hamburguesas, pueden preparar lo que quieran y atender a los clientes, te garantizo no una, sino muchas horas de diversión, en nuestro caso lo que hacemos es jugar por turnos, nos reímos mucho y la pasamos súper! Con el tiempo iras aprendiendo cómo ser una mamá cool.

4. Intenta jugar con ellos video juegos

¿Y si no sabes? Pues aprendes! Deja que tus hijos te enseñen a jugar, se sentirán muy importantes. A mí me tocó con Minecraft, era muy mala y mi hijo se burlaba de mí, pero en serio yo me sentía muy bien equivocándome y aprendiendo con él, como si fuera una niña, sobre todo nos reímos mucho. Pues el jueguito termino gustándome y aunque no soy una jugadora experta me divierto y paso tiempo de calidad con él. Él es feliz con eso y yo también.

5. Relájate

Con tus hijos puedes actuar como quieras… hacer juegos de roles, enloquecerte bailando tu música preferida, cocinando, riéndote como loca (se llama risoterapia y es muy buena, tanto para ellos, como para ti) al principio harán cara de “te enloqueciste” pero casi unos segundos después les encantara la idea. También puedes buscar mas información acerca de la risoterapia en Internet.

Escríbeme en los comentarios contándome cómo te fue, que planes hicieron, si tus hijos los disfrutaron y si tú los disfrutaste, de verdad me encantaría leer tu historia o saber si probaste algo nuevo y como siempre te digo: ¡Recibe un abrazo gigante de mi parte y continúa brillando, con amor Luisa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *