Guía definitiva para superar una traga maluca

Si te ha dado por fijarte en un hombre en el que no deberías fijarte… Déjame decirte que no eres la única y si eso te alivia un poco toma un poco de aire y sigue leyendo porque con esta guía, te diré como puedes superarlo sin sentir tanto dolor.

¿Te has puesto a fantasear y se te ha regado el chocolate? ¿La gente te habla de otros temas pero tú sigues hablando de él? Crees que te equivocaste al elegir a tu pareja actual y que de pronto este nuevo personaje que has conocido ¿si podría ser el correcto? ¿Te parece que todo a tu alrededor intentara recordártelo? Si respondiste si a más de una pregunta, estás en el lugar correcto.

Picture by Free Photos

Primero te explico que es lo que pasa o por qué pasa esto.

A medida que pasa el tiempo, la rutina hace que perdamos esa magia que existía en nuestra relación cuando todo parecía indicar que íbamos a tener la vida perfecta, esa de la princesa del cuento de hadas; la realidad llega después, cuando te das cuenta que no estas con un príncipe, sino con un ser humano y es ahí cuando comienzas a darte cuenta que hay algunas cosas que no te gustan tanto de él.

Incluso cuando queremos que todo vaya bien, parece que el universo se alineará para que vuelvan las discusiones, los inconformismos y los encontrones con nuestro príncipe y es ahí, justo en ese momento cuando aparece el «príncipe encantador» o antagonista de esta historia.

Cuando parece que ya no hay salida.

Cuando sientes que ya no hay nada que hacer, cuando ya le diste largas al asunto, cuando menos piensas, ya lo dejaste entrar a tu vida y en ese momento, sientes que no puedes (y no quieres) salir de esa ilusión en la que estás.

Si sientes que te ahogas y que no sabes que hacer para sacarlo de tu mente, sigue leyendo, porque aquí te digo como ponerle fin de una vez por todas a esa traga.

1. Pídele a tu mejor amiga su opinión.

Pídele a tu mejor amiga o a una amiga de tu entera confianza que te de su sincera opinión sobre este personaje (créeme, no habrá nadie más objetivo que ella) sobre cómo se viste, como se ve físicamente, de pronto podrías darte cuenta que la verdad…  ¡No es tan maravilloso como tú lo ves! Y que todo este galán no es más que lo que tú lo has endiosado. Ya es hora de que veas la realidad con tus propios ojos y no los del corazón.

2. Si esto no funciona, imagínate lo peor.

Imagínate que te descubrieran con un tercer protagonista en tu cuento de hadas, ¿que sería lo que pasaría si tus padres se enteran, si se entera tu pareja o si aún peor se enteran tus hijos si los tienes? Imagínate en boca de todos tus conocidos, hablando sobre ti y sobre lo que estas haciendo…. ¿No es muy inspiradora esa escena, cierto? Y mientras tanto tú, arriesgando todo por nada.

3. Artillería pesada.

Imagínate que tenga los mismos defectos de tu príncipe pero elevados a la “N” potencia y que tú todavía no te hayas enterado, esto suele pasar con mucha frecuencia.

4. No te escondas.

Mejor hazle frente a la situación y enfréntala, solo así podrás superarlo. Trata de ver a esta persona de la forma más objetiva posible y trata de controlar la situación, cuando veas que realmente eres capaz de controlarlo te sentirás ganadora y te juro que a partir de ese momento será mucho más fácil evitar salirse de control.

5. Recuerda cuando lo conociste.

¿Te confieso algo? Este truco de recordar es mi favorito y es el que más me funciona, sobre todo cuando discutimos… Recuerda cuando conociste a tu pareja actual o cuando te enamoraste de él, si es que no fue amor a primera vista. Pensar en esos momentos cuando todo era pura miel entre ustedes te hará cambiar el chip automáticamente y te ayudará a recordar porque fue que te enamoraste, que fue lo que más te gustó de él y todos los sueños que tienen juntos.

Así que ánimo, tienes tareíta y muchos trucos para lograr superar esa cosita que incomoda y que como sea, trata de meterse en tu cabeza (incluso sin tu permiso) pero  si eres fuerte y logras tener un poco de autocontrol lo superarás muy fácilmente y tu traga maluca ni siquiera será parte de tu pasado. Y como siempre te digo, recibe un abrazo muy fuerte de mi parte, recuerda que no eres la única y que no estas sola y continua brillando siempre, con amor Luisa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *