Trucos para encontrar tiempo para ti, cuando eres mamá.

Cuando nos convertimos en mamás somo felices porque es una de las etapas más hermosas en la vida de las mujeres, pero también es cierto que es una de las más difíciles y con más retos a la que nos enfrentamos cuando nace el bebe.

Y ahí, sí es cierto que no nos queda tiempo para nada y comenzamos a entender porque todo el mundo nos dice que tener hijos no es fácil y también nos empezamos a dar cuenta de la gran responsabilidad que todo esto implica, porque cuando nos convertimos en madres siempre tendremos ese sentimiento de preocupación por nuestros hijos, como decimos acá en Colombia siempre vamos a tener ese pálpito en el corazón, para que estén bien, darles todo lo que necesitan y que nunca les falte nada.

Por ejemplo cuando yo me convertí en mamá mi vida cambió por completo, porque antes mi tiempo era sólo para mí pero cuando mi hijo nació las prioridades eran otras y comencé a notar que ya no me alcanzaba el día como antes, cuando podía estudiar, arreglarme para salir con mis amigos, verme con mi familia descansar y hacer prácticamente cualquier cosa que yo quisiera.

Creo que la mayoría de las mamás nos sentimos así, porque aunque corramos pareciera como si al final del día las horas no alcanzarán y aunque creemos que con ellos cada etapa es diferente, que a medida que crecen se vuelven más independientes y que probablemente tendremos más tiempo para nosotras, la realidad es que siempre estamos en función de nuestros hijos.

Hablando con varias mamás me he dado cuenta que una de las mayores necesidades que tenemos, es la de podernos organizar bien para poder encontrar más tiempo en el día para nosotras y poder hacer las cosas que nos gustaría hacer, como por ejemplo comenzar un negocio propio, continuar estudiando, hacer ejercicio, vernos con nuestras amigas, descansar, leer o de pronto tener más tiempo para poder ir al salón de belleza y arreglarnos un poquito para vernos más lindas.

Por eso hoy quiero compartirte algunos de los trucos que utilizo para encontrar ese tiempo, que sé que está allí, pero que con el afán y el día día no lograba ver.

Usar las alarmas y recordatorios del celular.

Algo que me ha funcionado mucho son las alarmas del celular porque por lo general se me olvidaban mucho las cosas y cuando llegaba la noche caía en cuenta que había dejado de hacer alguna de ellas y a veces eran las más importantes. Cuando comencé a utilizar las alarmas del celular y los recordatorios, incluso el temporizador descubrí que podía organizar mucho mejor mi tiempo, Ahora, sí me voy a dedicar a alguna actividad en la que sé que no debería demorarme más de cierto tiempo simplemente programó el temporizador del reloj de mi celular y respeto ese tiempo.

Llevar una agenda para programar con anterioridad las actividades.

Mi truco o tips favorito para organizarme definitivamente es llevar una agenda en dónde escribo las actividades o las tareas que tengo que hacer cada día, entonces desde el día anterior las apuntó todas y dejó reservadas las tres primeras líneas para poner las actividades que sé que se me van a dificultar más o que me va a dar más pereza hacerlas, con esto lo que logró es que me enfrentó a lo más difícil al principio del día y así sé que lo que me queda por hacer es lo más fácil y termino lo demás sin problema.

Verificó que la agenda que voy a utilizar ese año tenga planificadores mensuales al principio de cada mes, para poder tener un panorama más claro de las metas que tengo para el mes y así poder establecer las tareas o las actividades que debo hacer cada día de cada semana y al final del año descubrir que me he acercado mucho más a cada proyecto que me plantee a finales del año anterior.

Algo que me gusta muchísimo hacer para reducir las tareas del día es identificar las que pueda hacer en grupo Por ejemplo sí tengo que hacer ejercicio y también tengo que sacar al perro a pasear y quiero dedicarle una hora a jugar con mi hijo; esas tres actividades podría hacerlas en una sola yendo con mi hijo al parque a jugar baloncesto y llevar a mi perro también, allí habré completado tres de las tareas que tenía que hacer en el día. Esto es para darles un ejemplo de cómo podemos hacer tres tareas en una sola y que nos rinda más el tiempo. Pero este es solo un ejemplo, estoy segura que en tus tareas del día puedes hacer diferentes grupos.

Utilizar la tecnología y las aplicaciones que tenemos disponibles

Existe una aplicación de Google qué te ayuda a ahorrar tiempo con las compras por ejemplo cuando se te olvida comprar algo en el supermercado habiendo estado allí y llegas a la casa y te das cuenta que no compraste eso que tanto necesitabas.

Esta aplicación se llama Keep y puedes descargarla completamente gratis, puede ayudarte a recordar cuando estés en el supermercado lo que te falta por comprar, si tú mantienes una lista actualizada de tus compras.

Esta aplicación lo puede hacer por medio de tu ubicación, enviandote un mensaje en el mismo instante en el que tú estés en alguna de las tiendas que tú hayas configurado.

Este truco es excelente me lo dió una amiga a la que quiero mucho Angie y no saben cuanto agradezco que me lo haya dado, porque a mí me ha servido muchísimo sobre todo para no tener que volver a salir de la casa ya que identifica cuando tú estás pasando cerca de la tienda o cuando ya te encuentras allí.

Programar los menús de 2 semanas con anterioridad

También aprendí por el afán del día a día que me rendía muchísimo más, (sobre todo cuando tenía que cocinar) si programaba con anterioridad el menú de cada día de la semana; pero lo que hice fue programar el menú para dos semanas, lo que me daba 14 menús diferentes, para hacerlo más variado. El menú tenía desayuno almuerzo y comida cada una de ellas acompañadas con su bebida.

Este truco es buenísimo, sobre todo porque te organizas mucho en las compras: sabes que necesitas, sabes que te hace falta, sabes qué es lo que ya tienes para tu menú, e incluso puedes hacerlo desde el día anterior y así ya habrás ganado una o dos horas extra para tu siguiente día.

Aprovechar el tiempo cuando los bebés duermen o cuando ya van al jardín.

Cuando mi hijo estaba bebé aprovechaba muchísimo el tiempo cuando él dormía por lo general sus siestas iban de 2 a 3 horas y eso tiempo yo lo utilizaba para trabajar en el computador, ver tv, descansar o dormir.

Ya Cuando comenzó a ir al jardín, (jardín infantil jardín de niños o kinder como le dicen en otros países) contaba con mucho más tiempo y fue allí cuando decidí comenzar a estudiar en la universidad, llevaba a mi hijo al jardín a las 7 de la mañana y tenía hasta mediodía qué iba a recogerlo para estudiar, y así logré ser profesional en 6 años. Claro que está, con el poyo de mi esposo quien me animo y motivo para que terminara mi carrera profesional.

Ahora mi hijo está mucho más grande y tengo más tiempo para poder emprender desde mi hogar, que es otro tema que les hablaré más adelante, ya que muchas mamitas me han preguntado cómo pueden hacerlo sin dejar de estar en la casa con sus hijos.

El aseo en la casa

Algo que me funciona muy bien es no arreglar toda la casa en un solo día, porque cuando lo hacía terminaba muy cansada, ahora lo que hago es que antes de comenzar mi día, dedicó una hora a mi casa y así no se me acumula todo lo que tenga que hacer en la semana; además cuando me voy a sentar a trabajar veo todo organizado y es más fácil cuando trabajas en un ambiente que está organizado a trabajar en un ambiente que no te motive mucho a hacerlo.

Como tengo perro, el aseo en mi casa se triplica pero lo que hago es que aspiro día de por medio y así no se acumulan los pelito. Con el tiempo entendí que la casa no se va a caer sí dejó de aspirar un día y por eso puedo estar más tranquila y dedicar más tiempo a estar con mi hijo divirtiéndonos o haciendo las tareas.

Buscar ayuda y apoyarte en tu familia y amigas

Muchas veces estamos tan abrumadas con todo lo que tenemos que hacer Cada día que se nos olvida que a nuestro alrededor hay personas que nos pueden ayudar y que estarían felices de poder hacerlo. Como por ejemplo nuestras tías, alguna prima que quisiera quedarse con nuestros hijos y cuidarlos por una o dos horas, mientras nosotros vamos a un centro comercial, a tomar un café con una amiga o vamos a cine con nuestro esposo.

Son espacios que podemos utilizar si alguien nos ayuda y nos apoya en esa labor de ser mamás, incluso hasta una amiga, podría estar muy feliz de poder cuidar a nuestra hija o a nuestro hijo y estar ese tiempo con ellos. Entonces no olvidemos que a nuestro alrededor siempre hay personas que nos van a querer apoyar, pero muchas veces por pena o incluso, porqué se nos olvida no lo tenemos en cuenta, y dejamos de utilizar ese valiosísimo recurso.

Al final cuando recojas a tu bebita, no olvides llevarles unas galletitas o algo que te hayas encontrado en el camino para agradecerles el detalle tan bonito de haber cuidado a tu hijo, así cada que les pidas el favor estarán felices de poder ayudarte.

Advertencia: Sí lo vas a hacer, por favor que sea con alguien en quién de verdad confías, no podemos ir dejando nuestros hijos con cualquiera simplemente por la necesidad de salir; por eso nombró tías, primas o amigas pero que éstas sean ojalá muy cercanas.

Desconectarte por 1 hora

Este truco lo aprendí de mi mentora en mi anterior trabajo, una empresa qué amo porque me dio mucha experiencia y aprendí muchísimo allí. Ella me enseñó, que si yo apagaba mi celular o lo ponía en modo avión por una hora, en la tarde podría usar ese tiempo para lo que yo quisiera y tenía toda la razón. Muchas veces nos entra una llamada, un mensaje o nos entran las ganas de revisar el Facebook o cualquier otra red social y creanme que ese tiempo que estamos utilizando en el celular, nos podría servir para descansar o para darle tiempo de calidad a nuestros hijos, como en mi caso, que uso esa hora para estar con mi hijo: apago el celular, lo dejó en mi mesa de noche y me voy para la sala de televisión a verme una película con él, hablamos y comemos onces… es nuestra hora para pasar más tiempo juntos.

Si en tu caso tienes un bebé o un niño que va al kínder, pero que llega a mediodía claramente tú vas a querer sacar esa hora para ti, entonces lo que yo te diría, es que hagas el intento un día y apagues tu celular una hora para dedicarte ese tiempo a ti misma, arréglate las uñas, léete un buen libro, tómate un café o tu bebida favorita, mira una serie de televisión y trata de tener esta hora especial, vas a ver cómo te recarga de energía.

Y eso es todo por hoy aquí te comparto mis mejores trucos para encontrar esas horas del día que a veces parecen perdidas o que simplemente no las vemos por el afán, por la rutina, por las carreras, pero creo que estos trucos te van a ayudar muchísimo para comenzar a aprovechar mejor tu tiempo y que esas 24 horas del día realmente sean 24 horas. Recibe un abrazo muy grande de mi parte y como siempre te digo ¡Nunca dejes de brillar! con amor, Luisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *